El blog que reivindica un estilo de vida basado en el buen gusto. Decoración, moda, cine, arte, fotografía... las artes visuales se dan la mano aquí.

viernes, 26 de agosto de 2011

Salones reales

Mucha gente me pregunta a menudo cosas como "¿y qué se lleva este año en decoración?", "¿qué color se lleva para pintar las paredes de un salón?" y la verdad, nunca sé qué contestar. No porque no esté al día de las tendencias, que por supuesto que en decoración existen, pero es que una cosa es lo que vemos en las revistas y otra cosa es la realidad.

Me explico. Las revistas más punteras del mundo de la decoración y el diseño, sirven para mostrarnos lo más singular, las casas más originales o una exageración de esas modas que también afectan a la decoración y a mi me vuelven loca, me ponen nerviosa, me emocionan...pero a la hora de trabajar yo, como decoradora, no puedo ir a un cliente y decirle "mira, tu casa va a ser como esta de la revista, porque es lo que está de moda". Para empezar, una vivienda, la vive el cliente y él, mejor que nadie, sabe cómo va a vivir su hogar, un decorador, le ayuda a orientarse, a que su casa sea lo más bonita y funcional posible PARA SIEMPRE. Lo que quiero decir, que seguir las modas al pie de la letra es un error, porque como moda, pronto se irán y una casa es para vivirla, no para enseñarla. Por eso hay que buscar el equilibrio entre lo bonito y actual y algo que sepas que nunca pasará o que por lo menos dure bastante. Lo bueno es que desde hace unos años, la moda en decoración va por el camino de lo vintage, lo clásico, la mezcla... y esto hace que las viviendas no pasen de moda tan rápido, porque donde hay mezcla y sensación de que por ahí han pasado los años, siempre hay personalidad.

Ahí está la clave, en aportar personalidad a un espacio. Y ¿cómo se consigue esto? pues sin miedo a nada, sin miedo a mezclar, sin miedo a los colores, sin miedo a cambiar de función un mueble, sin miedo a rescatar algo...y si aún no sabes cómo conseguir todo esto, ¡contratando a un decorador! jejeje

Bueno, como siempre, me salen unas introducciones muy largas y sé que todo el mundo lo que quiere es ver fotos y ejemplos, pues aquí os dejo con 10 salones, que he sacado de mi carpeta de inspiración (así que, me vais a perdonar pero no recuerdo de dónde saqué las fotos) y que más de uno ya lo habréis visto antes, pero voy a analizar muy resumidamente por qué me parecen interesantes.


1.PERDER EL MIEDO A LO CLÁSICO.


El capitoné y el terciopelo son dos clásicos entre los clásicos, ahora es tendencia, pero aunque no lo fuese, sabes que ese sofá de tu abuela ha vivido un montón de experiencias, ha sobrevivido al paso de los años y eso le aporta carácter. En esta foto (superior) lo han combinado con detalles clásicos (el espejo, los apliques, las lámparas, las mesitas...) pero de pronto colocan todo esto en un espacio blanco nuclear, y ya no tenemos el salón de la abuela, si no, un salón bonito, actual y CON PERSONALIDAD.



Otro ejemplo de salón con elementos clásicos, con capitoné y con terciopelo. En este caso, estamos ante el típico salón clásico, clásico, pero ¿por qué sabemos que es un salón del siglo XXI? pues para empezar, la mezcla de colores, azul petroléo con amarillo, es ya un básico, pero las tonalidades brillantes y el abuso del amarillo en las cortinas, el estampado ikat en la butaca en primer plano...son detalles que aportan "modernidad". Pero, de nuevo, lo más moderno y especial de este salón, es NO TENER MIEDO A NADA.

2.PERDER EL MIEDO AL COLOR.



El salón de arriba (que por cierto, aparece en la AD de septiembre) es interesante porque estamos ante un entorno neutro, de tonos grisáceos y de pronto el sofá principal se pone en un terciopelo azul combinado con cojines ácidos y pastel. Recuerdo cuando encontré esta foto, que siempre que se la he enseñado a alguien ha reaccionado igual "qué colores!" y es que es eso, si pierdes el miedo a romper en un rincón con un tono que no tenga nada que ver con el resto de la habitación, es un acierto seguro.



En este ocurre un poco lo mismo, el color es lo que más llama la atención. Tenemos un entorno normal, pared blanca, suelo de madera clara, pero colocamos esa alfombra azul, unos cuadros con mucho color y una lámpara (¡preciosa!) en amarillo, y ya tenemos otro rincón que no pasa desapercibido. Claro que aquí, además, han perdido el miedo a la mezcla, las mesas tulip (de tamaño reducido) con la lámpara gigante son el detalle que faltaba para completarlo todo. Y es que, esta foto, es un símbolo de valentía total, ¡mesas pequeñas con lámpara gigante!


Aquí está clarísimo, que el dueño de la vivienda, no tiene ni una pizca de miedo al color, pero es que además de mezclar colores y utilizar colores poco "comerciales" (el rosa, si no es para una habitación de un bebé, es muy difícil que alguien se atreva con él), en este salón, han mezclado estampados, cada cojín es diferente (¡ikat, dibujos japoneses, círculos y damasco!) y para culminar, sofá de rayas.


Para finalizar con la sección 2, un salón con unas tonalidades súper Miami. En este caso, estamos en un entorno con un color brillante, el turquesa. Se utilizan muebles clásicos, con su color original y se complementa todo con detalles fucsias, turquesa y verde. A mi, me ha conquistado este salón. Inspiración total.


3.PERDER EL MIEDO A MEZCLAR.


Otra norma básica para acertar en decoración. La mezcla es buena, muy buena. En el salón de arriba tenemos una chimenea clásica, una lámpara de araña y un sofá de toda la vida. Al sofá le ponemos unos cojines modernos, colocamos una foto de gran formato, algún cuadro de arte contemporáneo y ya tenemos un salón original.


Lo mismo ocurre con este otro. Mobiliario clásico, butacas de toda la vida. Añadimos un cojín moderno, un cuadro contemporáneo sobre la chimenea y una mesa tulip de estilo más actual y conseguimos otro rincón con encanto. Además, en esta foto, han mezclado dos tipos de butacas y han olvidado la simetría, cosa que aporta un toque personal, como si hubiésemos aprovechado dos muebles que teníamos olvidados para crear este rincón.


Esta foto, es más de lo mismo, sofá clásico con obra de arte contemporáneo, pero la he añadido porque me ha llamado la atención la utilización de un almohadón en lugar de cojines pequeñitos, creo que este pequeño toque, es lo que hace que este rincón sea especial.


4.PERDER EL MIEDO A RECARGAR.



Y dejo para el final, mi "norma" favorita, el "más es más" para mi siempre será un acierto seguro. Lo típico de "es que un espacio recargado agobia" es un mito, un espacio recargado, inspira, motiva, emociona...claro, siempre hay que ponerse en situación, pero yo entro en un salón donde veo una pared estampada, repleta de cuadros, con cortinas estampadas y alfombra estampada y pienso "el dueño de esta casa es una persona valiente y tiene una personalidad arrolladora". Porque, ya sabéis, que "la casa es el espejo del alma".

viernes, 19 de agosto de 2011

Andy Warhol's Interview Magazine

El otro día buscando aplicaciones para el iphone, descubrí que la revista Interview (no confundir con la española) podía leerse gratis a través del teléfono, bueno, sólo conseguí 4 números pero me pareció guay porque el primero era un especial dedicado a los 40 años de la revista y hacía un recorrido por los 70, 80, 90 y 2000 que me encantó, sobre todo las 3 primeras décadas.

Esta revista la fundó Andy Warhol en el 69 y lo que hacía era regalar ejemplares en las fiestas, a sus amigos y a gente del mundillo, claro, la revista está llena de publicidad pero creo que es una revista con contenidos interesantes y las entrevistas suelen ser guays. Por ejemplo, en los 90 podías encontrarte con una entrevista hecha por River Phoenix a Gus Van Sant, que hoy en día sería un tesoro (por lo menos para mi) en la que le hacía preguntas tipo "¿cuál es tu color favorito?"

Encontré algunas fotos míticas que, para mi, son muy interesantes:

Sofia Coppola en el 93, angelical

Divine y John Waters!!

Chloe Sevigny y Harmony Korine cuando eran una pareja adorable

Yo, como amante de la cultura pop, he querido dedicarle mi entrada del día. Andy Warhol no es de mis artistas favoritos, pero me atrae mucho todo lo que le rodeaba. Y tengo que reconocer que las portadas antiguas de esta revista me gustan mucho. Dicen que el título podría ser la propia letra de Warhol o de su madre que colaboraba con la revista, pero a mi lo que me gusta es el diseño, las portadas son casi cuadros, yo si consiguiese alguna de estas en papel, la enmarcaría, tiene que quedar ideal.





martes, 16 de agosto de 2011

Rue Vintage 74

Buenos días,
hoy mucha gente vuelve al trabajo y termina sus vacaciones o puente, pero yo quiero que os olvidéis de las cosas aburridas y de los problemas, así que os voy a recomendar una web donde podéis soñar e imaginar que estás de viaje en París y visitas un mercado de antigüedades maravilloso.

Rue Vintage 74 es una tienda online con un gusto exquisito y bastante selectiva con los productos que vende. Yo la descubrí hace relativamente poco y me dejó enamorada, la imagen, los productos y el buen gusto. Además de la tienda, tiene un blog de decoración muy interesante e inspirador donde se encuentran fotos de interiores y lugares que no hemos visto mil veces en la red, cosa que se agradece.

El otro día, Piluca, la creadora de Rue Vintage 74, me dedicó una entrada en su blog, que me llegó al corazón porque dice cosas muy bonitas sobre mi trabajo y hoy quería agradecérselo. Pero es que sinceramente, su web a mi también me encanta y por eso me hizo el doble de ilusión el detalle.

Para que os hagáis una idea de lo que podéis encontrar os pongo algunas cosas que me encantan, pero lo mejor es que visitéis la web. Las mejores revistas ya están recomendandola. 

Uno de sus espectaculares broches vintage, este, me vuelve loca porque es retro y super moderno a la vez.

Espectacular juego de café, me encanta todo, los colores, la forma, los detalles dorados, la sencillez...

En Rue Vintage 74 tienen varias sillas Tolix a la venta, es la oportunidad para tener la silla de moda!

Este tocado me deja sin palabras, la verdad.

Y este par de jardineras es perfecto, tanto para exterior como para interior y creo que cobina genial con cualquier estilo.

¡Enhorabuena por la web!


jueves, 11 de agosto de 2011

Palm Springs, California

Voy a contar el motivo por el que (hace 8 años), decidí dejar la ingeniería informática para estudiar interiorismo. La culpa de todo la tienen los dos hoteles a los que voy a dedicarles mi entrada del día.

Así, rápidamente, os cuento la historia de mi vida juvenil. Resulta que yo era una alumna entristecida por el color gris de las paredes de la facultad de informática de la Universidad Politécnica de Madrid, los baños rojo pasión, me daban mucho miedo, odiaba la falta de ventanas de la biblioteca (en un sótano!!!) y el aspecto de hospital de la horrorosa sala de ordenadores (comúnmente llamada "zipi"). Todo esto no ayudaba en absoluto a que yo fuese una feliz alumna, todo lo contrario, era DEPRIMENTE. Vale que la carrera no me gustaba pero yo creo que si el ambiente hubiese sido más agradable, allí todos sacaríamos una nota media de "suficiente" (porque más era casi imposible).

Lo que quiero decir es que me di cuenta de que ya no sólo se trataba de una carrera difícil, es que el simple hecho de entrar allí, me horrorizaba. Un buen día, leyendo una revista, descubrí el hotel "Ballantines" y me sumergí en un sueño. Siempre me ha gustado la decoración, el verano, los 50, Estados Unidos, California, Florida y todas esas cosas de las que siempre hablo pero en ese momento se me iluminó una chispa de esperanza: yo lo que quería era ser decoradora. Até cabos y pensé "si el aspecto de la facultad me deprime, y ver espacios bonitos me hace feliz, ¿por qué voy a destinar mi vida a algo que no me atrae en absoluto?", la respuesta era muy sencilla.


Hoy quiero rendir homenaje al hotel Ballantines porque le debo casi todo en mi vida. Este hotel está en California, concretamente en Palm Springs. Después de descubrirlo, investigué y me enamoré de otro hotel, "Del Marcos" y desde entonces tengo una duda existencial, porque ambos están en la misma ciudad y ambos son impresionantes.

El "Ballantines" ahora se llama "Palm Springs Rendezvous" pero sigue siendo el mismo. Es un hotel inspirado en los típicos moteles americanos, con su piscina, sus palmeras y una decoración maravillosa. Sencilla, retro, divertida...cada habitación es temática, cosa que me vuelve loca. Tenemos la "Pretty in Pink", "Hawaiian Surf", "Rebel without a cause", "Route 66"...vamos que con esos nombres ya lo dicen todo. Pero bueno, nada mejor que dejaros con algunas fotos del hotel para que me entendáis.







Yo creo que me alojaré en la "Hawaiian Surf".

Después de ver el "Ballantines" (el nuevo nombre es muy largo y difícil), os dejo con "Del Marcos", ambos son parecidos en esencia, aunque Del Marcos lo veo más lounge, más elegante y menos kitch (y acepta animales!) pero en realidad al que llevaré en mi corazón siempre será al "Ballantines". 





Jo, ¿qué hago? ¿dónde me alojaré en mi luna de miel? Tengo que solucionar esta duda existencial porque ¡no puedo perderme ninguno!

lunes, 1 de agosto de 2011

Sigue el estilo en las redes sociales

Hola,
después de unas semanas de vacaciones (las segundas de este verano), me dispongo a pasar un mes de agosto en pleno Madrid como casi todos los veranos, y es que, me encanta quedarme en Madrid en agosto, en realidad es como una prolongación de las vacaciones, aunque tenga que terminar unos trabajos, pero todo es mucho más  tranquilo, Madrid es en este mes casi como un pueblo, no hay tanto estrés, ni ruidos ni líos. Y encima he venido más inspirada que nunca, no sé ni por dónde empezar.

En fin, que mientras preparo la próxima entrada del blog os invito a pasaros por la página de facebook de "A Desperate Living" (el concepto), os hacéis fans y así podéis estar más al día de lo que ocurre en este blog, en mi web y en el mundo de la decoración y el estilo.

También te puede gustar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...